Artículos relacionados
Inicio / Artículo del mes / Septiembre de 2013
Recomendaciones nutricionales para enriquecer la alimentación en personas con disfagia
En artículos anteriores hemos dicho sobre la disfagia que es un síntoma que se refiere a la dificultad o incapacidad que siente la persona para tragar.

El consumo insuficiente de alimentos o el aumento de las necesidades nutricionales, bien por falta de apetito, por trastornos en la deglución, masticación, ingresos hospitalarios, enfermedades agudas o crónicas, pueden condicionar la aparición de desnutrición, que se asocia a una mayor frecuencia de complicaciones, y a un empeoramiento de la calidad de vida.

Los pacientes que padecen alteraciones en la deglución tienen muchas dificultades para poder nutrirse e hidratarse de forma eficaz.

En estos casos se debería tener en cuenta enriquecer los alimentos y fraccionar las tomas con la finalidad de no tener que ofrecer un volumen grande de comida y de esa manera intentar cubrir las necesidades nutricionales de las personas afectadas de disfagia.

Los alimentos los podemos enriquecer desde el punto calórico o proteico

PARA AUMENTAR EL APORTE DE CALORIAS:
Añada a las comidas los siguientes alimentos:
Crema de leche y nata líquida: a purés, cremas y postres batidos
Aceite de oliva (preferible en crudo) o mantequilla: a purés y postres batidos
Salsas (mayonesa, salsa bechamel, tártara, tomate frito): a los primeros y segundos platos.
Frutas y frutos secos molidos: a salsas, purés, postres batidos, batidos y yogures.
Azúcar, miel, cacao en polvo y chocolate: a batidos, yogures y postres batidos
Papillas de cereales para adultos

PARA AUMENTAR EL APORTE DE CALORIAS Y PROTEINAS:
Añada a las comidas los siguientes alimentos:
Leche:
 Leche en polvo (10 cucharadas) en cada litro de leche entera o semidesnatada.
 A los purés o cremas, salsas, y postres batidos (fruta fresca o en almíbar), en éstos últimos también puede añadir leche condensada.
 En las papillas de cereales para adultos
Yogur:
 A batidos de frutas, cereales y salsas.
 En los frutos secos molidos, azúcar, miel, leche condensada, etc.
Queso:
 Fundido, rallado o quesitos en porciones a purés y cremas.
Huevo:
 Cocido rayado o triturado a los purés y cremas, salsas, batidos de leche y helados.
 Clara de huevo triturada añadida a las cremas o purés o batida hasta conseguir un merengue que se pueda consumir como postre como flan y natillas
Para aumentar el aporte de fibra:
 Utilizar cereales integrales, molidos y mezclados con leche
 Añadir verduras de hoja cocidas y trituradas a los purés (sin dejar hebras)
No debemos olvidar que los nutrientes sobre todos las proteínas, se pierden en un porcentaje importante en la elaboración de los platos (cocción, triturado, tamizado…), por eso se deben enriquecer las comidas o consumir comidas ya elaboradas químicamente definidas (sabemos qué porcentaje de cada nutriente contienen), que se pueden adaptar a la textura de cada individuo con variedad de sabores, dulce o salados y que facilitan la labor del cuidador puesto que se preparan de forma sencilla y segura y a un precio muy asequible.
Fuente:
Vegenat
ARTÍCULOS
ANTERIORES
Marzo 2014
Necesidades nutricionales...
Febrero 2014
Recomendaciones dietéticas para...
Enero 2014
Recomendaciones para personas...
Diciembre 2013
Parkinson y Disfagia
Noviembre 2013
Dietas terapéuticas para...
Octubre 2013
Alimentación en personas...
Septiembre 2013
Recomendaciones nutricionales...
Agosto 2013
Modificación de la dieta oral...
Julio 2013
La hidratación en las personas...
Junio 2013
Consejos para aumentar la...
Mayo 2013
Complicaciones de la disfagia...
Abril 2013
¿Qué síntomas...?
Marzo 2013
Qué es la disfagia y...
© 2013 VEGENAT med. Todos los derechos reservados   |   Política de privacidad   |   Contacte con nosotros